Si nuestra vida permanece mucho tiempo desequilibrada o desalineada, entonces las relaciones contra los demás empiezan a resentirse, por lo tanto empezará a producirse el estrés, la ansiedad, la frustración.

Lo que toda persona anhela en la vida es sentirse en paz, confiada, relajada y en completo control de todos los aspectos de nuestra vida que equivale en todas las áreas de nuestra existencia como son los pensamientos, los sentimientos, las emociones, las metas y valores. No olvidar que un desequilibrio conduce al malestar y la enfermedad.

Nuestro organismo humano ha sido creado para durar 100 años y para desempeñarse con originalidad y  eficiencia. Lastima que cuando hacemos un mantenimiento impropio y una operación incorrecta causan en la mayoría de los casos que el equilibrio del cuerpo humano se rompa, lo cual nos conduce al dolor y la enfermedad en lugar de la tranquilidad y el placer.

Nos sentimos emocionalmente satisfechos cuando en nuestra voz interior, la intuición se enfoca a lograr la paz mental. Por ello en este mundo de los blogs se habrán dado cuenta que cuando se siente en paz consigo mismo y con el mundo que nos rodea sabemos que estamos haciendo lo correcto y que su mundo interior y el exterior se encuentran apropiadamente equilibrados y alineados uno con el otro.

Cada uno de nosotros tenemos la capacidad de controlar las actitudes interiores de nuestra mente. Para mantener un mejor nivel de equilibrio es necesario desarrollar el hábito de ver positivo en las personas y las situaciones que nos rodean. Si se disciplina para buscar una lección valiosa en cada dificultad que enfrente, tomara pleno control de su mente consciente verá el mundo de una manera más optimista y constructiva y al ver la vida como realmente desearía verla nos  daremos cuenta de que el equilibrio de su propio mundo persona mejora, con el tipo de vida que en realidad quiere vivir.

Si realmente deseamos obtener un equilibrio emocional en nuestra persona debemos cuidar la salud como algo sagrado. Desde que nos levantamos en la mañana hasta que nos vayamos a la cama en la noche debemos pensar en las cosas que puede hacer para asegurar que viva una vida larga y saludable. Ese esfuerzo debe dirigirse a liberarse de las enfermedades y de los trastornos debilitantes que impidan a tantas personas disfrutar de la vida.

Una persona que no come a sus horas y en cantidades diferentes a través del día tiene la probabilidad de sufrir estreñimiento, somnolencia, fatiga y malestares físicos.

Es oportuno reconocer  que los alimentos altos en grasas, azúcar y sal es  perjudicial, por ello es muy recomendable comer frutas, vegetales, cereales integrales, proteínas bajas en grasas y el consumo suficiente de agua es fundamental para sentirse bien y sobretodo dormir bien, con ello esta asegurando más energía y vitalidad.

No fumar

No  consumir alcohol

Dormir siete a ocho horas cada noche

Realizar ejercicios regularmente

Practicar la respiración profunda para mejorar su digestión e incrementar la afluencia del oxigeno al cerebro.

La respiración profunda nos permite sentirnos más seguros de sí mismos.

No olvidar que entre el 80 y 90% de las enfermedades físicas son inducidas por la mente y las emociones. Es oportuno también saber que una persona goza de equilibrio emocional cuando se siente tranquila, confiada, relajada, compensada y en paz consigo mismo y con la vida; en cambio si esta desequilibrada se siente infeliz, estresada, ansiosa, irascible, resentida, negativa, pesimista y deprimida.

Los seres humanos en cada área de nuestra vida experimentamos una diferente combinación de sentimientos. Algunas veces nos sentimos perfectamente felices, en otras veces nos sentimos inquietos, tensos y hasta frustrados. Hay que ir por la vida inspeccionando el armario para deshacerse de la ropa vieja y tomarse el tiempo para desarrollar una estrategia e ir buscando los pasos para encontrar felicidad.

Es oportuno reconocer que el conocimiento de si mismo es el programa maestro de la computadora personal. Esta compuesto por todas las ideas , experiencias, decisiones, emociones, conocimientos y creencias que se ha adquirido desde la infancia. Si nos ponemos a reflexionar aún más respecto a nosotros mismos mantenemos un equilibrio emocional de acuerdo a la personalidad, actitud, valores, condición económica, salud, nivel de creatividad, inteligencia, sentido del humor, memoria, capacidad de hablar en publico, por tanto si somos conscientes de ello seremos conscientes del grado de equilibrio emocional que cada desarrolla en el proceso de la  vida.

Nadie es mejor que usted ni más inteligente todo maestro alguna vez fue aprendiz. Toda persona que apunta hacia la felicidad comenzó por abajo y trabajo para llegar arriba.

Felicidades y mucho éxito en la vida amigos.

Amor Salvaje.